Entendiendo la Ansiedad en la Alimentación.

31154164_1992564301071578_2539557348297408512_n

¿Sabias que tu aspecto psicológico afecta directamente en tu comportamiento alimenticio?

A pesar de esto es un factor que casi siempre, o más bien siempre es olvidado al momento de tratar el sobrepeso o el mantenimiento del mismo.

Hasta un 30% de personas con obesidad tienen trastornos de la percepción de su ingesta real de alimentos.

•La ansiedad es una patología que nos afecta directamente en cómo y cuánto comemos.

•La ansiedad es una respuesta fisiológica y emocional para poner al cuerpo en alerta.

•El problema es que no somos capaces de diferenciar las situaciones reales o imaginarias, es ahí cuando muchas veces se sobrepasa y rebasa la capacidad adaptativa de la persona.

Las personas que sufren de ansiedad tienden a comer mucho y con alimentos con alto contenido calórico; por otro lado la ansiedad también afecta la calidad de sueño  y el dormir poco afecta en nuestro peso.

Hay que hacernos conscientes de la cantidad de alimento que ingerimos. Estos son unos sencillos consejos para poner control a esta situación:

  • Anota la comida que ingieres, te ayudará a controlar la cantidad y el tipo de comida que realmente comes.
  • Evita el descontrol, come al menos 5 veces al día. Planifica tus comidas y evitarás comer a todas horas.
  • Realiza tus compras conscientemente, planifica lo que necesitas comprar y evita caer en la tentación de los productos calóricos, si no están a mano será más sencillo quitarlos de tu dieta.
  • Evita los alimentos estimulantes como el café, té, azúcar; sustitúyelos por infusiones.

Algunos alimentos que ayudan a calmar la ansiedad:

  • Plátano: ayuda a producir serotonina la cual es capaz de disminuir la ansiedad.
  •  Almendras: fuente de vitamina E, magnesio, fibra, proteína y grasas saludables que ayudan a su disminución.
  • Vegetales crudos: son bajos en calorías y altos en fibra lo que nos ayuda a saciar.
  • Yogur griego: reduce la presión arterial y nos aporta vitamina B6 y B12.
  • Gelatina sin azúcar: nos ayuda a mantenernos hidratados y mantenernos saciados sin consumir tantas calorías.
  • Avena: estimula la serotonina y aporta vitaminas del complejo B, así como magnesio y fibra.

Como en todo tenemos que ser contantes con estas recomendaciones; si al cabo de un tiempo la ansiedad no disminuye, acude a un especialista.

⇒Ir al psicologo es canasta básica, las terapias es como cuando limpias tu regrigerador, es forozoso limpiar, sacar y tirar lo que ya esta caducado y/o podrido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s